Resina Dental vs Amalgama: ¿Cuál es Mejor y Por Qué?

usos resina dental
5 min lectura

Anteriormente, la amalgama era el material odontológico utilizado para procedimientos en los que era necesario rehabilitar dientes deteriorados por las caries. Sin embargo, la resina dental es la opción indicada actualmente para tratamientos de empaste.

Aunque la amalgama es un material que prácticamente ya no se utiliza, hay pacientes que siguen considerándola una alternativa. Esto quizá se debe a la falta de conocimiento sobre materiales más innovadores como la resina dental.

¿Necesitas realizarte un procedimiento de calzas dentales y habías considerado la amalgama como el material más idóneo? En este artículo te explicamos por qué deberías optar por la resina dental para tu tratamiento. 

 

 

Conceptualicemos

Antes de definirlos por separado, es necesario aclarar que tanto la amalgama como la resina dental cumplen la función de obturar; es decir, su objetivo es el de restaurar o “rellenar” las cavidades de las superficies dentales afectadas por caries. 

Asimismo, estos materiales sirven para restaurar las piezas dentales con fracturas o alteraciones en su superficie.

Las amalgamas han dejado de ser la opción para realizar “calzas” dentales, las resinas son el material usado en la actualidad.

Si bien es cierto que la amalgama y la resina dental funcionan para obturar dientes, no son exactamente iguales. Para aclarar tus dudas sobre estos materiales, empezaremos por definir cada uno a continuación:

¿Qué es una resina dental?

Es un material sintético que tiene un color muy parecido al de los dientes naturales. La vida útil de la resina dental es de 5 a 7 años, una vez realizadas, la persona debe asistir al odontólogo para valorar su estado y función.

¿Qué es una amalgama?

Es un producto compuesto por la mezcla de mercurio y metales como la plata. La amalgama posee una apariencia gris metálica y tiene una vida útil en la boca de 10 a 15 años. 

Diferencias entre resina y amalgama

precio resina dental
Foto referencial de Shutterstock.

La amalgama es un material tóxico para el organismo debido a su alto contenido de mercurio. Esta es una de las principales razones por las que hoy en día, su uso es prácticamente nulo en los consultorios odontológicos.

Mientras que, la resina dental es un material completamente seguro y que no representa riesgo alguno para la salud del paciente.

La amalgama presentaba además la desventaja de pigmentar la estructura dental, mientras que la resina la protege sin causar manchas. 

Una de las mayores diferencias entre la amalgama y la resina dental radica en el factor estético.

Otra de las diferencias más importantes, sobre todo para los pacientes, es la relacionada al aspecto estético. La amalgama es de un color gris totalmente diferente al de los dientes, por lo que resulta más notoria cuando el paciente habla o sonríe.

Mientras que la resina posee un color que se asemeja al de los dientes. Por lo tanto, es un material que genera una apariencia más estética y natural.

Por otra parte, las resinas son más sencillas para colocarlas, pues solo se realiza la eliminación de la caries sin un tallado específico. Esto por supuesto disminuye el tiempo de trabajo y el acabado y pulido pueden realizarse en la misma cita. 

Por su parte, con la amalgama las preparaciones dentarias eran más invasivas. Antes de iniciar la restauración era necesario realizar un tallado especial para que hubiese retención del material a la pieza dental. 

Adicionalmente, el trabajo de pulido de la amalgama debía realizarse estrictamente 24 horas después de su colocación. 

¿Qué tener en cuenta al elegir?

desventajas resina dental
Foto referencial de Shutterstock.

A la hora de realizarte un procedimiento de restauración u otro tipo de tratamiento, es importante que cuentes con la asesoría de tu odontólogo. 

El odontólogo es la persona indicada no solo para aclarar tus dudas sobre el tratamiento; sino también para hablarte sobre las ventajas y desventajas de cada material odontológico. 

A la hora de elegir entre un tratamiento con resina dental u otro tipo de material, primero debes contar con la asesoría de tu odontólogo.

Aparte de su durabilidad, la resina dental ofrece una excelente adherencia a la superficie del diente. Además, brinda un aspecto altamente estético gracias a que se asemeja al color de los dientes. 

Al ser un material innovador, la resina dental sigue contando con importantes investigaciones científicas. Dichos estudios han sido clave para el desarrollo y mejora de la tecnología, resistencia y estética de este material. 

Uno de los aspectos más importantes en este y cualquier otro tipo de procedimiento odontológico es el cuidado posterior. Por esto, se sugiere a los pacientes que visiten al profesional cada 6 meses para realizar el debido mantenimiento.   

 

 

Conclusiones

Como pudiste ver en este artículo, la resina dental es la opción ideal y más recomendable actualmente para realizar tratamientos de restauración. Este material ofrece un excelente balance en cuanto a durabilidad, calidad y funcionalidad.

Además, se trata de una alternativa que ofrece grandes beneficios a nivel estético y representa un material de costo accesible para los pacientes.

Ten presente que antes de realizar tu tratamiento es necesario recibir la debida valoración con tu odontólogo. 

El profesional te hablará sobre las ventajas y el posterior mantenimiento que requerirás tras el procedimiento.

¿Necesitas un tratamiento para tratar caries u otra enfermedad que esté afectando tu salud oral?

En Coomeva Salud Oral contamos con programas de aseguramiento odontológico para mejorar y proteger tu salud bucodental. Contáctanos y conoce nuestro Programa Dental Elite, diseñado para ofrecerte los beneficios y coberturas necesarias para una atención odontológica de alta calidad y bioseguridad.

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest