Retenedor Dental: lo Que Debes Saber

Uso del retenedor dental luego de la ortodoncia
6 min lectura

Los pacientes que finalizan el tratamiento de ortodoncia requieren del retenedor dental. Aunque las correcciones estén listas, es necesario pasar por la fase de retención o contención ortodóncica para evitar que se pierda el trabajo.


¿Es obligatorio usar retenedor dental? ¿Cuánto tiempo debo usarlo? ¿Cómo será mi higiene dental en adelante? Estas y otras dudas en torno a este tipo de aparatología las despejamos acá, para que llegues confiado e informado a tu fase de retención.


Tómalo con calma. Este tipo de mecanismo no ejerce ningún tipo de presión en los dientes ¡Quedas libre de molestias y dolor!


¿Qué es un retenedor dental?

tipo de retenedor dental
Foto referencial de Shutterstock.

El retenedor dental es un aparato bucal pasivo (sin movimiento), que permite consolidar el hueso, hasta estabilizar las posiciones dentarias. 

Todo paciente sometido a ortodoncia debe pasar por una fase de retención a través del uso de aparatología, a fin de estabilizar los resultados.”

Este proceso ocurre en lo que se conoce como fase de retención. Se indica en todos los casos, una vez culminada la ortodoncia y debes usarlos el tiempo que indique el especialista.


DESCARGA GRATIS EL EBOOK: Principales pasos al iniciar el tratamiento de Ortodoncia - Coomeva Salud Oral


La importancia de usar un retenedor dental


Debes saber que al quitar los aparatos de ortodoncia, los dientes tienden a volver a su posición inicial (recidiva). De ahí la importancia de ayudarlos a reconocer la posición final que se ha logrado con la ortodoncia.


Además, hay casos que requieren mayor control. Como los pacientes cuyos terceros molares no han erupcionado.

Si dejas de usar los retenedores dentales por varios días puedes deformar el aparato y sentir presión por recidiva dental.”

Viene la respuesta a la pregunta del millón ¿Cuánto tiempo debo usar los retenedores? Para que tengas un estimado: un año. Esto varía, de acuerdo con el paciente, sus controles, su constancia, entre otras. 


Lo usual es que al principio uses los retenedores durante la noche y en algunos casos durante la mayor parte del día. Luego se reducirá el tiempo de uso de acuerdo al caso


Si dejas de usar el retenedor dental varios días podrías experimentar presión del alambre sobre las piezas dentarias desplazadas; ya que el aparato no se ajusta adecuadamente.


Una vez el especialista determine que la mordida se ha estabilizado, podrás dejar de usarlos definitivamente. Insistimos, debes atender a lo que te indique el odontólogo en cada control. En algunos casos, la fase de retención puede durar varios años.


Tipos de retenedores

Tipo de retenedor dental parecido al Invisalign
Foto referencial de Shutterstock.

Los diferentes tipos de retenedores están indicados de manera personalizada, es decir, no siempre queda a elección del paciente. Será el especialista quien determine el más adecuado.


En una clasificación general, hay dos tipos de retenedores: fijos y removibles. Veamos en detalle:


Retenedor dental fijo


Consiste en un alambre de acero que va pegado a la cara interna de los dientes. Es algo similar a los brackets linguales. 


Los retenedores fijos se indican cuando el paciente tiene espacios entre piezas dentarias que se deben mantener. Es el caso de un espacio destinado para un implante dental o cuando hubo una exodoncia.


Ventajas del retenedor dental fijo


  • Es invisible desde el exterior.
  • No ocasiona problemas para hablar. 
  • Se mantienen en tu boca. No hay riesgo de perderlos u olvidar ponerlos.
  • Son muy resistentes.


Desventajas del retenedor dental fijo


  • Debes ser meticuloso con tu higiene bucodental. Si usaste brackets tradicionales, te resultará habitual.
  • Debes ir a control para verificar que los retenedores siguen en buen estado.


Retenedor dental removible


Encajan con una leve presión y pueden retirarse en cualquier momento. Son los más empleados. Facilitan la higiene bucal. Personas que trabajan con su imagen o practican deportes de contacto se benefician de esta alternativa. 


Los hay de dos tipos:


Tradicionales 


Hechos de una placa de acrílico, unida a un arco de metal, que se encaja sobre los dientes. Pueden ajustarse para cerrar pequeños espacios, en caso de una ligera recidiva (los dientes buscando volver a su posición original) post-ortodoncia.


Transparentes


En apariencia, son muy similares a las placas transparentes usadas en técnicas de “ortodoncia invisible”. Sin embargo, este tipo de retenedor está hecho de un material más grueso y rígido, ya que su función es impedir el movimiento. 

Los retenedores transparentes son de material rígido, ya que su función es mantener la posición de los dientes, lograda por ortodoncia.”

Los retenedores transparentes se usan solo durante la noche o como indique el especialista. En algunos casos, son reforzados con un alambre de acero que se ubica hacia la cara del diente que da a la lengua


Ventajas del retenedor dental removible


  • Comodidad y estética a tus dientes. 
  • Se pueden quitar y poner.
  • Son fáciles de elaborar.
  • Facilitan la alimentación e higiene bucodental.


Desventajas del retenedor dental removible


  • Por descuido, podrías extraviarlos o dejar de ponerlos.
  • Se pueden dañar por uso inadecuado.
  • Verificar su buen estado con mucha frecuencia.


¿Cómo cuidar los retenedores?


Los retenedores están hechos de material resistente. Sin embargo, un uso inadecuado o limpieza deficiente puede dañarlos. 

En el caso de los retenedores dentales removibles, te dejamos los siguientes consejos:


  • Alterna el lado por el cual halas y presionas los aparatos, para sacarlos y ponerlos. Así evitas dañar esa parte, de tanto manipularlos por el mismo lugar.
  • Evita exponer los retenedores a temperaturas extremas, podrían deformarse sin que te des cuenta.


En cuanto a la limpieza:


  • Debes lavarlos con agua (no uses agua caliente) y cepillarlos diariamente con delicadeza, antes de guardarlos en su funda. Asegúrate de secarlos muy bien.
  • No uses enjuague bucal con alcohol, jabones de tocador o desinfectantes de limpieza del hogar.
  • Si deseas una limpieza profunda, una vez a la semana puedes usar limpiadores de dentaduras. También funciona hacer una pasta con bicarbonato de sodio y agua destilada. Enjuaga con abundante agua fría.


En el caso de los retenedores fijos, lo principal es mantener una correcta higiene oral, tal como te indique el especialista. Si usaste brackets, la limpieza es muy similar


Recomendamos el uso de un irrigador bucal, para facilitar la eliminación de restos de alimento y bacterias.


DESCARGA GRATIS EL EBOOK: Principales pasos al iniciar el tratamiento de Ortodoncia - Coomeva Salud Oral


Conclusión


La fase de retención es indispensable al culminar el tratamiento de ortodoncia. Este proceso permite que los dientes “memoricen” las posiciones finales, para que los resultados sean permanentes. 

Los retenedores dentales son bastante cómodos de usar. Su tiempo de uso es muy variable, según la edad del paciente, el tiempo del tratamiento y otros factores. Por eso, antes de hacerte expectativas, debes consultar con el especialista que lleva tu caso.


En Coomeva Salud Oral contamos con Dental Elite, un programa odontológico que aumenta coberturas de acuerdo con el tiempo de permanencia en el mismo. Dentro de estas coberturas se encuentran los controles de tratamiento de ortodoncia y retenedores al finalizar el tratamiento*.


*cobertura de ortodoncia de acuerdo con lo establecido en el contrato del programa


Si deseas cuidar tu salud oral y acceder a beneficios y coberturas que te ayuden en esta importante misión, puedes pedir nuestra asesoría. Atendemos a nivel nacional.


Si te gustó este artículo te puede interesar:


Tratamientos odontológicos y sus aplicaciones

Cómo realizar un correcto cepillado con brackets

Ortodoncia: lo que necesitas saber

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest