Buenos Hábitos Para Mantener una Mejor Higiene Bucal

higiene bucal
6 min lectura

Tu sonrisa es de las primeras cosas que otras personas notan de ti. Por esta razón, es indispensable mantener una excelente salud oral y para ello debes contar con hábitos de vida saludable que incluyen el cuidado diario de la higiene bucal.

 

Una buena higiene bucodental no solo te permitirá lucir una sonrisa más estética. También garantizará que tus dientes y encías se conserven sanos en todas las etapas de tu vida.

 

Ahora bien, ¿sabes si tienes una buena higiene dental? ¿Qué haces diariamente para limpiar tu boca? En este artículo enlistamos las prácticas adecuadas para conseguir una sonrisa sana que todos admiren.

 

 

¿En qué consiste una buena higiene bucal?

 

La higiene bucal consiste en el aseo o limpieza de los dientes y los tejidos que comprenden la cavidad oral.

Una boca sin restos de alimentos atrapados entre los dientes y con aliento fresco indican buenos hábitos de higiene oral.

Una boca limpia, sin restos de alimentos entre los dientes y sin mal aliento son indicativos de una buena higiene bucal.

 

Descarga ahora la Guía basica para cuidar adecuadamente tus dientes - Coomeva Salud Oral

 

Beneficios de la higiene bucal

 

Tener buenos hábitos de higiene bucal es fundamental para gozar de una adecuada salud oral. Una correcta rutina de limpieza ayuda a prevenir caries, la enfermedad de las encías y otras patologías orales.

 

La boca es una de las partes más importantes del cuerpo. A través de ella realizamos diversas funciones que son vitales para nuestra vida diaria. Entre ellas: la masticación, la deglución de los alimentos y la pronunciación.

 

Sin una adecuada higiene dental comprometemos todas estas funciones y nuestra calidad de vida se verá afectada.

 

En cambio, mantener una buena rutina de limpieza oral te brinda los siguientes beneficios:

 

  • Elimina la placa bacteriana.
  • Elimina los cálculos o sarro dental.
  • Previene la caries.
  • Evita la halitosis.
  • Previene la gingivitis y la periodontitis.
  • Fortalece el esmalte.
  • Ayuda a lucir una sonrisa más blanca.

 

Buenas prácticas de higiene bucal

 

Cuando se trata de mantener una buena salud oral, lo primero que nos viene a la mente es un buen cepillado.

 

Sin embargo, los hábitos de higiene bucal van más allá de la limpieza. Existen otros aspectos que hay que considerar y te los contamos a continuación:

 

Comprende tus necesidades orales

 

Tú posees condiciones odontológicas  distintas a las de otras personas. Según tus particularidades orales, debes consultar con tu odontólogo qué productos de higiene o medicamentos son los indicados para ti.

 

Practica un buen cepillado

 

Muchas personas asumen que el cepillado dental es una rutina que solo debe practicarse al levantarse; cuando lo correcto es hacerlo luego de cada comida o al menos tres veces al día para retirar los restos de comida.

 

Cepillarse al menos tres veces al día y usar la seda dental, son dos pasos esenciales para lograr una correcta higiene bucal.

 

Cepilla la superficie dental con movimientos suaves y vibratorios de arriba hacia abajo, sin olvidar limpiar también la lengua. En las zonas que no puedas alcanzar con el cepillo dental o la seda, puedes usar un cepillo interdental. El odontólogo dará orientaciones específicas en estos casos.

 

Usa seda dental y enjuague bucal

 

Al igual que el cepillado, la seda dental se debe utilizar a diario después de cada comida, o al menos, una vez por la mañana y antes de acostarse. No utilizar la seda dental representa una higiene oral incompleta.

 

El uso de enjuagues bucales es coadyuvante en la limpieza dental, en caso de usarlos, es recomendable elegir aquellos que no contengan alcohol. Actualmente se recomiendan para ayudar a controlar la carga viral que se puede presentar por el Covid19.

 

Cambia de cepillo regularmente

 

higiene bucal y cepillo dental
Foto de Freepik. Licencia CCO.

 

Las cerdas de los cepillos pierden su eficacia debido a su uso regular. Razón por la que los expertos aconsejan cambiar el cepillo cada cuatro meses. 

 

Existen muchos tipos de cepillos para las necesidades de cada persona. Los odontólogos son quienes indican cuál es la mejor opción para cada una de ellas.

 

Se recomienda mantener el cepillo siempre en posición vertical, lejos del inodoro y evitar que entre en contacto con cepillos de otras personas incluyendo familiares.

 

Una de las indicaciones que trajo la pandemia, es que después de cualquier infección que afecte las vías respiratorias, se debe cambiar el cepillo.

 

Lleva una alimentación balanceada

 

La alimentación balanceada baja en carbohidratos y azúcares es clave para mantener la salud dental y bucal en general.

 

Incluso se ha encontrado que hay alimentos que contribuyen en cierta medida al barrido de la placa bacteriana. Tal es el caso de las manzanas, zanahorias, apios y rábanos.

 

¿Sabías que se ha encontrado que hay alimentos que contribuyen en cierta medida al barrido de la placa bacteriana como las manzanas, zanahorias, apios y rábanos?

 

Por el contrario, las comidas altas en carbohidratos y azúcares contribuyen a la acumulación de placa bacteriana en los dientes. Adicionalmente, las bebidas como el café, el té y los refrescos causan pigmentaciones (manchas) en los dientes.

 

Evita el consumo de tabaco

 

El consumo de tabaco aumenta el riesgo de padecer enfermedades como el cáncer oral, gingivitis, periodontitis y otras enfermedades de las encías.

 

El tabaco no solo tiene un efecto negativo en la salud, también contribuye a una mala apariencia de los dientes, ya que contribuye a la aparición de manchas y pigmentos oscuros en las superficies dentales.

 

Visita al odontólogo con regularidad

 

La visita al odontólogo es clave para prevenir las caries y otras enfermedades orales que incluso pueden pasar desapercibidas. El odontólogo es quien establecerá y realizará los tratamientos correspondientes en cada caso particular.

 

La recomendación general es que una persona asista cada seis meses a consulta con el odontólogo. Aunque, dependiendo de las condiciones particulares, hay personas que pueden requerir más consultas al año. El odontólogo es el responsable de realizar las indicaciones pertinentes. 

 

Descarga ahora la Guía basica para cuidar adecuadamente tus dientes - Coomeva Salud Oral

 

Conclusión

 

Los hábitos de higiene bucal son fundamentales para disfrutar de la sonrisa que deseas. Muchas veces damos por sentado que tenemos una boca sana hasta que notamos nuestros dientes manchados o surge alguna enfermedad dental.

 

Por ello, es importante vigilar las prácticas diarias de higiene y mejorarlas con acciones muy básicas. Un buen cepillado y el uso de seda dental nunca deben faltar en tu rutina de limpieza oral.

 

Además, una dieta saludable y controles periódicos con el odontólogo son armas poderosas para una boca más limpia y sana.

 

¿Necesitas atención odontológica? En Coomeva Salud Oral contamos con programas que brindan atención con profesionales que cumplen los más altos estándares en calidad y bioseguridad, tanto odontólogos generales y especialistas. 

 

Te invitamos a proteger y cuidar tu sonrisa con nuestros programas de aseguramiento odontológico.

 

Contamos con diversas alternativas de aseguramiento, coberturas odontológicas a nivel nacional, las mejores tarifas y protocolos de bioseguridad. En Coomeva Medicina Prepagada somos más que planes de salud.

 

Si te gustó este artículo te puede interesar:

 

Cuidado de los dientes: medidas preventivas para adultos y niños

Salud oral: qué es y cómo cuidar de ella

¿Cuáles son las causas más comunes del dolor de muelas?

Facebook
Twitter
LinkedIn
Pinterest