Dolor Dental: no Esperes a que Aparezca Para Ir al Odontólogo

Qué hacer cuando hay dolor dental
7 min lectura

El dolor dental suele llevar al odontólogo a personas que de otra manera no programarían consultas con estos profesionales. Y justamente, la razón de este artículo es darte a conocer las causas por las cuáles se presenta y por qué no debes esperar a llegar a ese punto.

 

¿Por qué duele un diente? Los factores son diversos. Algunos son fáciles de diagnosticar por la evaluación inicial del especialista; pero otros requieren de radiografías y exámenes complementarios para determinar el origen. 

 

A continuación, hacemos una descripción de las enfermedades y problemas dentales que suelen manifestarse con molestias, para que tomes precauciones ante los primeros síntomas.

 

Causas del dolor dental

Daño en la dentina genera dolor dental
Foto referencial de Shutterstock.

 

Caries

 
La caries es una infección que debilita las capas del diente (esmalte y dentina) y las destruye a medida que se agrava, pudiendo llegar a la raíz y la estructura interna del diente llamada pulpa; sin embargo, no suele detectarse tan fácilmente. 

 

En ocasiones, los síntomas iniciales son: sensibilidad a temperaturas extremas frío-calor, al dulce y a los ácidos.  

 

Las caries no suelen ser evidentes en fase inicial, por lo que se recomienda tener una buena higiene dental y revisiones odontológicas periódicas.

 

Cuando la infección avanza es que el paciente siente dolor de manera espontánea o al masticar. Si la infección llegó a la pulpa dental la dolencia puede acompañarse de un (absceso dental).

 

Esta enfermedad se origina por la acumulación de placa bacteriana, la cual adhiere los ácidos descompuestos de los alimentos a los dientes. De ahí que sea fundamental una correcta higiene bucodental y acudir a revisiones dentales periódicas.

 
ebook 7 - Medidas bucodentales esenciales para tener una mejor salud en general

 

Enfermedad periodontal

 

La enfermedad periodontal es una infección crónica, que afecta a los tejidos que rodean y sujetan los dientes.

 

En estado avanzado, los dientes comienzan a moverse, por destrucción del hueso. En consecuencia se crean espacios donde se acumulan sarro y bacterias que pueden originar inflamaciones de encías. También puede generar dolor o molestias al masticar.

 

 

Sensibilidad dentinaria

 

El esmalte es la capa protectora de la pieza dental. Compuesta del mineral más duro del cuerpo, su desgaste o abrasión deja la dentina expuesta. Esto produce una desagradable sensación ante los cambios de temperatura, ya que irrita la zona nerviosa de la pulpa.

 

La hipersensibilidad también puede ocurrir por una retracción de la encía, sea en todos los dientes o puntualmente en alguno de ellos. 

 

Si tienes sensibilidad dental, ve a consulta, para descartar que el origen no sea una caries y recibir tratamiento.

 

 

Trauma oclusal

 

El trauma oclusal se refiere a los daños producidos por una mala oclusión o alineación de los dientes que no ha sido tratada. Como la mordida no está equilibrada, ocasiona sensibilidad, movilidad de los dientes y dolor.

 

Esto ocurre con frecuencia en pacientes que han perdido piezas dentarias. También en aquellas personas que sufren de bruxismo (aprietan involuntariamente los dientes).

 

 

Bruxismo

 

El bruxismo, como acabamos de explicar, sucede cuando existe una presión excesiva entre los dientes al apretar o rechinarlos inconscientemente.  

 

Cuando se ejerce una fuerza que sobrepasa la capacidad de los dientes de soportarlas, estos pueden doler, fisurarse y hasta fracturarse. 

 

Aunque los dientes más susceptibles son los posteriores y los que han sido restaurados; con el tiempo y la falta de tratamiento, el bruxismo puede llegar a afectar dientes sanos. Por ello, ante cualquier dolor de muelas es necesario que seas evaluado por el odontólogo.

 

 

Cordales o “muelas del juicio”

 

Las cordales o muelas del juicio son los últimos dientes en erupcionar, y por ello, no siempre tienen espacio suficiente para salir del todo y posicionarse en la boca. Cuando esto ocurre, las bacterias presentes en la saliva se filtran a la encía, pudiendo ocasionar una infección en los tejidos blandos.

 

Además, son piezas propensas a sufrir de caries dental, debido a su posición que dificulta la limpieza con el cepillo dental.

 

 

Sensibilidad post-tratamiento dental

 

Luego de una intervención odontológica, es normal que el paciente presente molestias temporales. Será el odontólogo quien indique lo que puede esperar y los cuidados que se deben tener

 

En todo caso, si la molestia se prolonga más de lo estimado o se vuelve intensa, lo recomendable es acudir a consulta.

 

 

 Consulta con tu odontólogo cualquier dolor dental
Foto referencial de Shutterstock.

 

Dada la diversidad de factores y sus síntomas, es necesario estar atento a cualquier alteración que detectes en tu cavidad oral. El más mínimo síntoma es una alerta de que algo está afectando la salud de tu boca.

 

Al asistir al odontólogo al menos dos veces al año, se evita el desarrollo de alguna enfermedad periodontal o infección que pueda generar dolor en tus dientes. 

 

En algunos casos, de requerir un refuerzo de higiene, el profesional dental recomendará alguna limpieza adicional o tratamiento preventivo.

 

 

 

Acudir al odontólogo únicamente por dolor o molestias en los dientes es un riesgo que puede afectar tu salud bucodental y general

 

¡Seamos sinceros! pocas veces un paciente va a consulta si, por ejemplo, las encías le sangran pero no presenta dolor.

 

Así no sientas molestias o dolor, siempre debes acudir al odontólogo por lo menos dos veces al año. 

 

Cualquier signo o síntoma que evidencie una anomalía en tu boca debe ser valorado por el profesional dental. 

 

Mal aliento, encías pálidas o sangrantes, dientes manchados… cualquier alteración puede ser el indicio de una enfermedad bucodental en curso.

 

 

Medidas preventivas para evitar el dolor dental

 

Entre las medidas que debes adoptar para evitar un dolor dental están:

 

  • Higiene bucodental. Cepillar los dientes tres veces al día, usar cepillo de cerdas suaves y crema dental fluorada; así como utilizar seda dental diariamente, ayuda a mantener tu boca libre de placa bacteriana.
  • Elige las mejores opciones para cuidar de tu salud dental. Con el aseguramiento que ofrece el Programa Odontológico Dental Elite, puedes acceder a profesionales con altos estándares de calidad y coberturas desde el primer día de afiliación.
  • Agendar visitas de control con el odontólogo. Al menos dos veces al año debes acudir a consulta de control.
  • Realizar una limpieza dental profesional. Aunque tengas buenos hábitos de higiene bucodental en casa, hay zonas de difícil acceso que pueden acumular bacterias y generar gingivitis o caries. La profilaxis dental reduce el riesgo de padecer las enfermedades mencionadas anteriormente.
  • Cuidar los dientes. Evita masticar alimentos duros, ásperos o muy crujientes; ya que pueden generar lesiones en el esmalte y la dentina como: fisuras, fracturas, pérdida del tratamiento de restauración. 

 

El aseguramiento odontológico te ofrece ventajas frente a otros servicios, entre ellas se encuentra el acceso a profesionales con altos estándares de calidad.

 

 

ebook 7 - Medidas bucodentales esenciales para tener una mejor salud en general

 

Conclusión

 

Tener dolor en los dientes es algo que puede llegar a impedir el normal cumplimiento de tus actividades diarias. Evítalo siendo exhaustivo con tu higiene bucal y tómate el tiempo para asistir al odontólogo al menos dos veces al año.

 

También es importante que al notar cualquier signo de deterioro o cambio anómalo consultes con el odontólogo sin esperar a sentir malestar físico.

 

Contacta a nuestro equipo de Coomeva Salud Oral, infórmate sobre el Programa Odontológico Dental Elite y afíliate para contar con la atención preferencial y oportuna que tenemos para ti.

 

Si te gustó este artículo te puede interesar:


Absceso dental: lo que necesitas saber

Cómo mejorar la higiene bucodental

En qué consiste la higiene oral. Beneficios

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Abrir chat